28 de mayo de 2010

Observación nocturna


Lo observo en la noche. Estoy sentado en la cama. Duerme. Percibo su amor generoso, su forma de mirarme. ¿Por qué habremos de esperar a que el otro tenga los ojos cerrados para percibir su mirada? Es como si en el recuerdo nos permitieramos más que en la presencia.


Lo observo en la noche. Mi corazón late normal pero el ritmo lo nombra. Di-to-di-to-di-to... y yo sonrío. En silencio paso mi mano por su frente. Paso un dedo por sus labios (el dedo que ustedes escojan), él respinga.


Lo observo en la noche. La agitación del día ha sucumbido, en medio de la quietud, recuerdo su abrazo al llegar. Esa sonrisa que me dice "Te amo" antes de enunciarlo. Ese baile que hace antes de entrar al baño para celebrar que amanecimos juntos.


Lo observo en la noche. Agradezco que puedo hacerlo. Me acuesto a su lado, acerco mi rostro a su respiración. Cierro mis ojos y con el arrullo del aire que lo anima, voy dejándome llevar por el sueño. Cuando todo es oscuro, su brazos iluminan la noche rodeándome y diciendo en un susurro. "Buenas noches, amor".

3 comentarios:

  1. Hola Eremita

    Dicen que el acto más intimo (e intrusivo) entre dos personas, no es cuando hacen el amor... sino cuando una a otra se contemplan al dormir. Hermosa tu forma de describir tal acto, sobre todo cuando mencionas que para aquilatar la forma de mirarnos del otro, necesitamos verlo mientras duerme.

    Un abrazo

    PS de Luis Eduardo Aute

    “Cuando duermes,
    lejos ya del ingrávido origen,
    con mi brazo cosido a tu espalda,
    no tengo por qué mirarte,
    los ojos no me hacen falta.
    tú me ves con tu vientre cumplido,
    yo te veo a través de esta calma,
    cuando duermes.”

    ResponderEliminar
  2. Querido Eremita:

    Siempre he pensado que es justo cuando duermen estos efebos, que su vulnerabilidad aflora, ahí están tendidos, sin pretensiones, sin posturas sociales, sin animosas posturas, sin asomos conflictuados… son solo ellos, los que arrancan un suspiro con solo recordarles. La contemplación es lo más tierno y erótico que tenemos, mi querido.

    Un abrazo, un muy buen post en honor a Dito

    ResponderEliminar
  3. Hola Eremita, hace un año que nuestros caminos se encontraron y por cosas de nuestras decisiones no volvimos a compartir las palabras.
    Espero que tu vida este llena de cosas reales e imaginadas que sigas dibujando en el papel....
    Muchos abrazhosss de AnGeL!!!!!

    ResponderEliminar

Porque siempre se tendrá algo por decir... no?