31 de octubre de 2009

Mudanzas 26

8 de Noviembre de 2008: "Te cambio el café por un almuerzo..."

Ya fueron hace dos meses y un pedazo que mi vida fue tocada por el hombre de carne con hueso. Su primera muestra de verdadero interés fue cambiarme un café, que le quedé debiendo el viernes (29) que me visitó y nos conocimos, por un almuerzo el domingo. Desde entonces nos recorrimos muchas veces el cuerpo, nos descubrimos los misterios, quitando un velo u otro, nos abrazamos hasta amanecer ajustados el uno al otro, transitamos por noches - tiempo con el que contaba - por esta Ciudad del Caos.

Hoy, dos semanas después de haber finalizado las cosas, lloré. Veía un episodio de Lost, mientras de un lado de la isla un hombre muere, del otro un bebé nace: vida, muerte, hilo conductor en medio. Las lágrimas brotaron y empezaron a cruzarse con imágenes de estos dos meses, con esas manos que me tomaban con fuerza y esos ojos que me miraron con dulzura. Las circunstancias nos trascendieron, nos superaron, no se puede hacer más.

El adiós es entonces opción, lo particular es que viniera de mi, de cuidar de mi. Ahora, dos semanas después, sigo pensando que ha sido lo mejor, aunque la duda a veces me haga muecas, y me dejo llevar por los días, que me conducirán al momento indicado, siguiente, preciso, imperativo.

La vida me dice al oído: Acepta cada que te cambien un café por un almuerzo... no sabes hasta donde te lleve, pero será hermoso...

1 comentario:

  1. no entiendo si se publico o no mi coment anterior...
    el caso... aqui va de nuevo....
    Y dice...
    jajajaja

    Diras que tan repetitiva yo, pero a mi nunca me han cambiado un cafe por un almuerzo... Es mas nunca me han invitado un cafe...
    (como medio pesimista con el asunto este del corazon por estos dias)
    :(
    Un abrazhooo de AnGeL....

    ResponderEliminar

Porque siempre se tendrá algo por decir... no?